Avg. ER Wait Time

Wait times are an average and provided for informational purposes only. What does this mean?

Las muertes por ahogamiento se reducen en general, pero siguen siendo un problema, según un informe

Las muertes por ahogamiento se reducen en general, pero siguen siendo un problema, según un informe

Las tasas aumentaron entre los adultos de 45 a 84 años; los niños de 4 años y menores y los adultos de 85 años y mayores siguen estando en el mayor riesgo

MARTES, 15 de abril de 2014 (HealthDay News) -- Justo a tiempo para la temporada de natación y navegación de verano llega un triste informe del gobierno: las muertes por ahogamiento siguen siendo un problema en EE. UU., aunque las muertes por ahogamiento se han reducido en general.

"Las tasas de muerte en general se han reducido en un 9 por ciento, pero para las personas de 45 a 84 años, han aumentado en un 9.7 por ciento", apuntó el autor del estudio, el Dr. Jiaquan Xu, epidemiólogo del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS, por sus siglas en inglés) de EE. UU., de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Los niños menores de 5 años y los adultos a partir de los 85 siguen presentando el mayor riesgo, apuntó Xu.

En el estudio, los investigadores observaron los años de 1999 a 2010. En total, más de 46,000 personas murieron por ahogamiento no intencionado en ese periodo, lo que incluyó los accidentes de navegación.

Xu también computó las tasas de muerte por ahogamiento por cada 100,000 personas según el rango de edad en el periodo de 12 años, hallando el mayor aumento en las tasas en las personas de 45 a 84 años. Las personas de 5 a 19 años eran las menos propensas a ahogarse, sospecha Xu, porque probablemente ya habían aprendido a nadar.

Xu apuntó que el alto riesgo entre los de 4 años y menores probablemente se deba a la falta de capacidad de nadar o a la falta de supervisión por parte de los cuidadores y los padres.

Los investigadores hallaron algunas sorpresas cuando observaron cómo el riesgo de ahogamiento varía según el día de la semana. Sospechaban que los fines de semana tendrían un mayor riesgo que los días de semana, en parte debido a que los niños están fuera de la escuela y tienen más tiempo libre, pero el nivel de aumento en el riesgo no fue el esperado. "Me sorprendió que fuera un 48 por ciento más alto en el fin de semana", dijo Xu.

Las ubicaciones de los ahogamientos variaban según el sexo, también halló el equipo de Xu. Las ubicaciones de las chicas y las mujeres se dividieron de forma más o menos equitativa entre la bañera, la piscina, el agua natural y localidades no especificadas.

Los chicos y los hombres eran más propensos a ahogarse en aguas naturales, y más de la mitad de las muertes ocurrieron en ese tipo de ubicación, halló el informe. Los próximos lugares con mayores probabilidades eran las ubicaciones no especificadas, las piscinas y, en último lugar, las bañeras.

Las ubicaciones de los ahogamientos también variaron según la edad, mostraron los hallazgos. Las personas menores de un año y mayores de 85 se ahogaban con mayor frecuencia en la bañera. La piscina era el lugar más probable de muerte para los niños de 1 a 4 años. Los que tenían entre 5 y 84 tenían más probabilidades de ahogarse en agua natural.

El informe aparece en la edición de abril de la revista de los CDC, NCHS Data Brief.

"El informe de los CDC resalta la necesidad de supervisión calificada en todos los ámbitos acuáticos, sobre todo en el agua natural", planteó Tom Gill, vocero de la Asociación de Salvamento de EE. UU. (U.S. Lifesaving Association, USLA). El informe recuerda a las personas que busquen áreas acuáticas protegidas por salvavidas certificados, aconsejó.

Nadar cerca de un salvavidas reduce el riesgo de ahogarse, señaló B. Chris Brewster, presidente de la USLA. "Las estadísticas de la USLA indican de forma constante que las probabilidades de morir por ahogamiento en una playa protegida por salvavidas es de una por cada 18 millones de visitas a la playa", apuntó.

Xu añadió que los padres y cuidadores deben "vigilar a los niños", ya sea bajo techo o al aire libre y cerca del agua.

Gill se mostró de acuerdo. "Los padres deben supervisar constantemente a sus hijos en los lugares donde haya agua", planteó. Los padres que no estén calificados para proteger a sus hijos o a sí mismos deben asegurarse de nadar solo cuando hay salvavidas calificados, añadió Gill.

La Cruz Roja Americana ofrece consejos adicionales para nadar con seguridad:

  • Utilice un chaleco salvavidas aprobado por la Guardia Costera de EE. UU. si es un nadador sin experiencia, pero no dependa solo de los chalecos.
  • Inscríbase en lecciones de natación.
  • Proteja la piscina de casa con barreras adecuadas.
  • Si un niño no aparece, revise primero en el agua, ya que los segundos cuentan.
  • Piense en tomar clases de seguridad para la piscina en casa y de seguridad en el agua.

Más información

Para más consejos de seguridad, visite la Asociación de Salvamento de Estados Unidos (http://www.usla.org/?page=SAFETYTIPS ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Jiaquan Xu, M.D., epidemiologist, U.S. National Center for Health Statistics, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Tom Gill, spokesperson, United States Lifesaving Association; B. Chris Brewster, president, United States Lifesaving Association; April 2014, NCHS Data Brief