Avg. ER Wait Time

Wait times are an average and provided for informational purposes only. What does this mean?

Miringotomía

Definición

La miringotomía es un procedimiento quirúrgico en el cual se abre la membrana del tímpano para retirar líquido, como sangre, pus o agua, del oído medio. La presencia de líquido suele deberse a una infección o una alergia. En muchos casos, se inserta también un pequeño tubo en el oído medio para mantener un drenado. Esta cirugía se realiza con más frecuencia en niños, pero en ocasiones en adultos.

Razones para realizar el procedimiento

  • Para aliviar los síntomas causados por la presión debido a la acumulación crónica de líquido en el oído medio que persiste durante 3 a 6 meses y no puede curarse mediante tratamientos no quirúrgicos.
  • Para aliviar el dolor en los casos de otitis media grave que no responde al tratamiento médico.
  • Para restaurar la pérdida de audición provocada por la acumulación de líquido y prevenir el retraso del desarrollo del habla en los niños.
  • Para tomar una muestra de líquido del oído medio que se examinará en un laboratorio para detectar la presencia de microorganismos.
  • Colocar tubos de timpanostomía, los cuales ayudan a igualar la presión, en un intento de prevenir las infecciones recurrentes de oído y la acumulación de líquido detrás del tímpano.

Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento

Las complicaciones durante la miringotomía son raras y no hay factores de riesgo significativos para la miringotomía cuando se realiza sin anestesia general. Cuando se efectúa con anestesia general, la miringotomía tiene el mismo riesgo que cualquier otro proceso quirúrgico que requiere que el paciente se duerma.

Qué esperar

Antes del procedimiento

Probablemente, el médico hará lo siguiente:

  • Análisis de sangre
  • Pruebas auditivas
  • Timpanograma: un estudio que mide la respuesta del tímpano ante los cambios de presión. Un aparato que se denomina timpanómetro, el cual se une a una pequeña punta suave que se acomoda perfectamente en el canal auditivo, registra el movimiento del tímpano y los resultados se muestran en una gráfica.
  • Examen del oído externo y el tímpano utilizando un instrumento especial llamado otoscopio

En los días previos al procedimiento:

  • No tome aspirina ni otros antiinflamatorios durante una semana antes de la cirugía, a menos que el médico indique lo contrario. Es posible que también tenga que dejar de tomar anticoagulantes. Por ejemplo, clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin) o ticlopidina (Ticlid). Consulte con el médico.
  • Consiga que alguien lo transporte de su casa al lugar donde se practica el procedimiento y viceversa.
  • No coma o beba nada por lo menos 8 horas antes del proceso.

En los días previos al procedimiento:

  • No tome aspirina ni otros antiinflamatorios durante una semana antes de la cirugía, a menos que el médico indique lo contrario. Es posible que también tenga que dejar de tomar anticoagulantes. Por ejemplo, clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin) o ticlopidina (Ticlid). Consulte con el médico.
  • Consiga que alguien lo transporte de su casa al lugar donde se practica el procedimiento y viceversa.
  • No coma o beba nada por lo menos 8 horas antes del proceso.

Durante el procedimiento

Se administrará anestesia.

Se administrará anestesia.

Anestesia

Se suele utilizar anestesia general. En algunos casos, se utiliza un anestésico local de aplicación tópica.

Se suele utilizar anestesia general. En algunos casos, se utiliza un anestésico local de aplicación tópica.

Descripción del procedimiento

Se coloca un instrumento llamado espéculo en el canal auditivo externo y se dispone un microscopio operativo. Teniendo cuidado de no dañar los pequeños huesos del oído medio, se hace una diminuta incisión en el tímpano. Se drena la acumulación de líquido y en muchos casos se inserta un tubo auditivo para continuar con el drenado y ahí se deja.

No se sutura para cerrar la incisión; por lo regular la herida cierra sola. on frecuencia, el proceso se realiza en ambos oídos. Algunos cirujanos pueden usar un rayo láser para hacer la abertura en el tímpano.

Miringotomía
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.
Miringotomía
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Después del procedimiento

Será trasladado al área postoperatoria, donde lo controlarán para detectar complicaciones y le administrarán líquidos. Una vez que sus signos vitales se normalicen (generalmente, 2 ó 3 horas después), será trasladado a una habitación común o será dado de alta.

Después del procedimiento, asegúrese de seguir las indicaciones de su médico.

Será trasladado al área postoperatoria, donde lo controlarán para detectar complicaciones y le administrarán líquidos. Una vez que sus signos vitales se normalicen (generalmente, 2 ó 3 horas después), será trasladado a una habitación común o será dado de alta.

Después del procedimiento, asegúrese de seguir las indicaciones de su médico.

¿Cuánto durará?

La cirugía dura entre 15 y 20 minutos, pero todo el procedimiento, que incluye la anestesia, puede tomar entre 60 y 90 minutos.

¿Dolerá?

La anestesia evita que sienta dolor durante la cirugía. Sin embargo, puede sentir algo de dolor después de la cirugía, y es posible que su médico le recete analgésicos o le recomiende un analgésico de venta libre para aliviar las molestias. También, se podrán administrar gotas de lidocaína para reducir el dolor.

Si se insertan los tubos auditivos, puede sentir golpeteo, pulsaciones, chasquidos o un poco de dolor cuando eructe, mastique o bostece hasta que los oídos sanen.

Posibles complicaciones

Las complicaciones en la miringotomía son raras. Éstos incluyen:

  • Sangrado excesivo
  • Infección
  • Fracaso de la incisión de la miringotomía en el oído para sanar como se esperaba
  • Pérdida de la audición
  • Otras lesiones a las estructuras del oído además del tímpano
  • Formación de colesteatoma benigno en el oído medio, que puede dañar el hueso circundante y requerir una cirugía significativa
  • Necesidad de repetir la cirugía

Las complicaciones en la miringotomía son raras. Éstos incluyen:

  • Sangrado excesivo
  • Infección
  • Fracaso de la incisión de la miringotomía en el oído para sanar como se esperaba
  • Pérdida de la audición
  • Otras lesiones a las estructuras del oído además del tímpano
  • Formación de colesteatoma benigno en el oído medio, que puede dañar el hueso circundante y requerir una cirugía significativa
  • Necesidad de repetir la cirugía

Hospitalización promedio

Si no existe ningún otro problema quirúrgico o médico, el procedimiento es ambulatorio.

Cuidado posoperatorio

  • Si se le colocó algodón en el canal auditivo para absorber el drenaje postquirúrgico, cámbielo regularmente (el drenaje debería finalizar o disminuirse a una cantidad mínima en un lapso de 2 ó 3 días).
  • Si le recetan gotas, úselas como le indicaron, generalmente 3 gotas en cada oído 3 veces al día por tres después de la cirugía.
  • Si se mete agua en el oído después de la cirugía. Monitorée el drenado. Si comienza a drenar, use las gotas si se las recetó el médico y si continua el drenado por 3 días (o como se indicó), llame a su médico.
  • Para acelerar el proceso de curación, regrese a sus actividades normales lo más pronto posible; dentro de 2 días después de la cirugía.
  • Tomo los medicamentos como se los receto el doctor.
  • Use los tapones de oídos que el médico le recetó para nadar o bañarse y evite nadar bajo en agua profunda y bucear a menos que se le indique.
  • No maneje durante al menos 3 ó 4 días después de la cirugía.
  • Consulte a su médico si se necesitan más estudios.
  • No limpie su oído después de la cirugía ni meta otra cosa que no sean gotas, algodón o tapones de oídos a menos que se lo indique el médico.

Resultado

Debería curarse por completo y sin complicaciones en un lapso de cuatro semanas. El dolor y/o la presión en el oído debido al incremento de flujo deberán aliviarse y la pérdida de oído debida al incremento del tejido también mejorará.

Si se insertaron tubos auditivos, deberían desprenderse entre 6 y 12 meses después de la cirugía. En algunos casos, la cirugía para quitar los tubos auditivos puedes ser necesaria. la mayoría de tímpanos sanan normalmente después de que se retiran los tubos y no hay cicatrices visibles.

Llame a su médico si ocurre lo siguiente

  • Signos·de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Enrojecimiento, hinchazón, aumento del dolor, sangrado excesivo o secreción del oído
  • El dolor en el oído se incrementa después de la cirugía
  • El drenaje del oído continúa por más de cuatro días después de la cirugía
  • Dolores de cabeza, dolor de músculos, mareos o sentirse mal en general
  • Estreñimiento o inflamación abdominal
  • Tos, falta de aire, dolor en el pecho, náuseas o vómitos intensos

Revision Information

  • American Academy of Pediatrics

    http://www.aap.org

  • National Institute on Deafness and Other Communication Disorders, NIH

    http://www.nidcd.nih.gov

  • Canadian Society of Otolaryngology

    http://www.entcanada.org

  • Hospital for Sick Children

    http://www.sickkids.ca

  • Baylor College of Medicine Department of Otorhinolaryngology and Communicative Sciences website. Available at: http://www.bcm.edu/oto/.

  • The University of Chicago Children's Hospital website. Available at: http://www.uchicagokidshospital.org/.