Skip to main content
Avg ER Wait
Checking ER Wait Time
The feed could not be reached
Retry?
Reston Hospital Center
--
mins
Pediatric Emergency Room
--
mins

Columna Bífida

Definición

La espina bífida es un tipo de defecto congénito Es un problema relacionado con la forma en que se desarrollan la columna y la médula espinal. La espina bífida puede empezar a desarrollarse en el feto antes de que la madre sepa que está embarazada. En algunos casos, se salen las estructuras que deben estar dentro del canal espinal. Las estructuras afectadas pueden ser las siguientes:

  • Membranas que rodean la médula espinal
  • Raíces nerviosas que conectan los nervios con la médula espinal
  • La médula espinal
  • Huesos de la espalda (posibles deformaciones)
Espina bífida
Espina bífida
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Existen tres tipos de espina bífida:

  • Oculta: pequeños defectos en una o más vértebras; forma menos grave; por lo general, sin complicaciones.
  • Meningocele: las membranas se asoman a través de una parte abierta de la columna vertebral y pueden formar un quiste.
  • Mielomeningocele: es la forma más grave. Las membranas se asoman y contienen las raíces nerviosas o la médula espinal. Puede ocasionar:
    • Parálisis e incontinencia de los intestinos y la vejiga (no suele curarse con cirugía).
    • Hidrocefalia: acumulación de líquido en el cerebro que aumenta la presión sobre el cerebro.

Causas

Se desconoce la causa de la espina bífida. En algunas personas, existe un fuerte factor genético.

Muchos estudios han mostrado que los defectos congénitos se relacionan con una dieta de la madre baja en folatos. De hecho, las dietas bajas en folatos se asocian con un mayor riesgo de que el niño desarrolle espina bífida.

Factores de riesgo

Esta condición es más probable en mujeres. Otros factores que aumentan el riesgo de espina bífida son:

  • Nivel bajo de ácido fólico en la sangre de la madre al momento de la concepción
  • Antecedentes familiares de columna bífida
  • Una madre que haya tenido embarazos previos con un defecto del tubo neural
  • Raza de la madre: hispánica o caucásica de origen europeo
  • Algunos medicamentos administrados durante el embarazo

Síntomas

La espina bífida oculta puede no presentar síntomas. Algunas personas con este tipo no llegan a saber nunca que tienen espina bífida. Puede haber un pequeño mechón de cabello o decoloración en la piel en la zona lumbar.

Los síntomas inmediatos de meningocele y mielomeningocele incluyen:

  • Saco lleno de líquido que sale de la columna del bebé
  • La columna vertebral y los tejidos también pueden sobresalir de la espalda

Los bebés y los niños con meningocele o mielomeningocele también pueden tener síntomas a largo plazo como:

  • Problemas intestinales y de vejiga
  • Infecciones urinarias y otras infecciones frecuentes
  • Discapacidades intelectuales
  • Acumulación de líquido en el cerebro
  • Curvatura de la columna
  • Incapacidad para caminar:
    • Debilidad muscular y parálisis de las extremidades inferiores
    • Dislocación de la cadera
    • Deformidades del pie y del tobillo
  • Muchos niños con mielomeningocele utilizan una silla de ruedas

Diagnóstico

Examinación prenatal

Un análisis de sangre de la madre antes del nacimiento puede predecir el riesgo de que el bebé tenga espina bífida. Si el análisis predice un riesgo elevado de defectos del tubo neural, se realizarán dos pruebas más:

  • Amniocentesis: se toma una muestra del líquido que rodea al bebé para medir los factores que indican problemas en la columna.
  • Ecografía: se estudia la columna del feto mediante este examen que usa ondas de sonido.

Si se da el diagnóstico antes del nacimiento, usted y su médico podrán prepararse. Puede ser necesaria una cirugía inmediatamente después del parto.

Pruebas después del parto

Después del parto, el meningocele y el mielomeningocele suelen ser visibles en la exploración física. Será necesario hacer muchas pruebas para determinar cuáles son los huesos y los nervios involucrados. Es posible que también haya un daño renal. por lo que es necesario controlarlos de cerca.

La mayoría de los niños con espina bífida oculta nunca serán diagnosticados. Esta afección raramente provoca algún síntoma y causa pocas complicaciones. Puede descubrirse durante un examen médico de rutina También puede descubrirse en radiografías de la zona lumbar.

Tratamiento

La espina bífida oculta no requiere tratamiento.

El meningocele se trata mediante cirugía. Se realiza para extirpar el quiste. Esta forma de espina bífida puede tratarse.

El tratamiento del mielomeningocele es complicado. Puede incluir una cirugía para reubicar los nervios y la médula espinal en su lugar, fisioterapia para resolver cualquier problema físico y cuidados complementarios para cualquier otra complicación. Los tratamientos para el mielomeningocele pueden incluir:

Cirugía

Durante la cirugía, los nervios, la membrana y la médula espinal se vuelven a poner en su lugar. Se realiza dentro de las 24 a 48 horas posteriores al parto. En algunos casos, la cirugía puede realizarse antes del parto.

La cirugía se lleva a cabo tan pronto como sea posible para prevenir un mayor daño nervioso, aunque no puede revertir el daño ya provocado.

Las formas más graves de espina bífida pueden requerir nuevas cirugías durante la niñez.

Fisioterapia

Los terapeutas enseñan a los padres cómo ejercitar las piernas y los pies del niño. Con frecuencia, se necesitarán andadores, soportes y muletas para que el bebé pueda movilizarse.

Tratamiento En Curso

Las complicaciones de la columna bífida pueden ser extensas. Será importante que trabaje con un equipo de médicos Es importante que obtenga ayuda para las necesidades físicas de su hijo y apoyo emocional para usted y su familia.

Prevención

Para ayudar a disminuir la probabilidad de que su bebé nazca con columna bífida:

  • Si planea tener un bebé, tome suplementos de ácido fólico antes de la concepción. Debe continuar tomándolos durante el embarazo. El método más confiable para consumir ácido fólico es tomar un suplemento que contenga esta vitamina, pero también lo puede obtener de los alimentos. Los alimentos con cantidades importantes de ácido fólico son:
    • Verduras de hojas verdes
    • Jugo de naranja
    • Frijoles
    • Productos de harina de trigo y cereales fortificados con folato
  • Planee su embarazo. Hable con su médico si usted tiene alguno de los factores de riesgo enumerados arriba. Pregunte a su médico si los medicamentos que está tomando aumentan el riesgo de tener un bebé con espina bífida.

Revision Information

  • Reviewer: Kari Kassir, MD
  • Review Date: 06/2015 -
  • Update Date: 06/03/2014 -
  • March of Dimes

    http://www.marchofdimes.org

  • Spina Bifida Association of America

    http://www.spinabifidaassociation.org

  • Sick Kids—The Hospital for Sick Children

    http://www.sickkids.ca

  • Spina Bifida and Hydrocephalus Association of Canada

    http://www.sbhac.ca

  • Aherens K, Yazdy MM, Mitchell AA, Werler MM. Folic acid intake and spina bifida in the era of dietary folic acid fortification. Epidemiology. 2011;22(5):731-737.

  • Spina bifida. American Academy of Pediatrics Healthy Children website. Available at: http://www.healthychildren.org/English/health-issues/conditions/developmental-disabilities/Pages/Spina-Bifida.aspx. Updated May 28, 2014. Accessed June 3, 2014.

  • Spina bifida. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed. Updated November 21, 2013. Accessed June 3, 2014.

  • 12/3/2010 DynaMed's Systematic Literature Surveillance http://www.ebscohost.com/dynamed: Shin M, Besser LM, Siffel C, et al. Prevalence of spina bifida among children and adolescents in 10 regions in the United States. Pediatrics. 2010;126(2):274-279.